Catálogo Ophelia is lost Otoño-Invierno 2012/2013

Mujer, Otoño-Invierno,

Elegancia natural, sofisticada simplicidad y confort minimalista son los leit motif de cada uno de los looks del catálogo Ophelia is lost Otoño-Invierno 2012/2013 de la nueva colección que lleva como titulo Me, Myself an I. Para ello el uso de tejidos nobles, cortes impecables, detalles artesanales y pinceladas de fantasía a cargo de prints y aplicaciones defiende el individualismo frente a la masa. Una estética con reminiscencias orientalistas para una mujer de elegancia atemporal.

ophelia is lost ready to wear otoño invierno 2012 2013

Ver completo el Catálogo Ophelia is lost Otoño-Invierno 2012/2013

Tejidos de lujo como la seda (bordada, muselina, satén estampado, terciopelo muaré), napa, lana (chanel, franela, jacquard, lana lavada), crepe en distintos acabados, blondas, pailletes y plumas.

La colección se basa en colores básicos como el negro, cámel y beige y sus distintos tonos como el avellana, siena, oro, arena, perla y blanco se mezclan con una paleta de color muy kitsch de pasteles (rosa palo, jade), naranjas (clementine, azafran y fluor) y azules (prusia y noche).

Vestidos de largos mini, por la rodilla y maxi se potencian con rigurosos cuellos a la caja, barco y camiseros o femeninos cuellos en V, bebé y lazada. La manga largo o por encima de la muñeca, junto con la trabilla para subirla se suman a esta tendencia. Las espaldas son protagonistas en muchas de las prendas con sus grandes pliegues y drapeados, volúmenes y largos. Los pantalones de pinzas se llevan como trajes sastre con chaqueta chanel o blazer mientras que los skinny son perfectos para los tops oversize. Las camisas aportan el toque dandy a los looks más femeninos, al contrario que los tops en blonda o abullonados. Los monos y los maxi vestidos son perfectos para el día y la noche. Las mini son versátiles en cualquiera de los tejidos, desde el punto interlock hasta las plumas sobre seda.